Distribución de cerveza artesanal nacional y de importación, en barril y en botella.

Distribuidor de cervezas artesanas y de importación

2D2Dspuma, somos proveedores de cerveza, con un catálogo amplísimo que abarca todos los estilos y gustos.

También venta al por mayor de cerveza sin gluten, sin alcohol, de perfil gourmet y ecológica.

Queremos ser tu proveedor de cerveza de confianza.
El mejor proveedor de cerveza de importación y artesana es 2D2Dspuma

Si lo que buscas es un proveedor de cerveza ‘de calidad’ que sepa lo que hace, que te entienda, que conozca tus necesidades y se adapte a ellas… no busques más.

Merecemos tu confianza.

En la distribuidora rigen los principios que rigen en nuestro trabajo.

Desde el principio tuvimos muy claro que la única forma de soportar la presión de los grandes grupos de distribución que dan dinero y regalos y hacen muchas visitas es con compromiso, honestidad y conocimiento del producto.

Tenemos la convicción de que ‘si a ti te va bien, a nosotros también’.

Nuestro compromiso con la cerveza ‘de aquí’

Siempre le damos prioridad a la cerveza ‘de aquí’.
Los motivos son muchos y van desde el sentido común al respeto por el medio ambiente, pasando por la economía y los vínculos personales. Pero sobre todo y lo más importante: la calidad del producto.

¿Quieres leer más sobre por qué es mejor la cerveza de proximidad?

2D2Dspuma, distribuidora de 

Nuestra historia

Antes de convertirnos en nuestra propia distribuidora de cerveza, cuando buscábamos proveedor de cervezas especiales para apagar la sed de nuestros clientes, nos encontrábamos un panorama un poco desolador: el catálogo de casi todos los distribuidores era muy parecido, casi todos vendían las mismas cervezas nacionales e internacionales. Solo variaba algo el precio y el color de la corbata del comercial… y a veces ni eso.

Por aquel entonces, el mercado era muy inmaduro y era fácil sorprender a los clientes con casi cualquier producto nuevo. Además, como la economía todavía iba bien, se regalaba mucha cristalería cervecera y merchandising, así que la gente bebía cervezas aburridas en bonitas copas.
Pero nosotras no nos conformábamos. Y algunos de nuestros clientes tampoco se conformaban.

Algunos clientes nos pedían estilos cerveceros que aquí no se veían. Nos pedían cervezas americanas, mucho más lupulizadas y más potentes, cervezas italianas, inglesas, escandinavas, rusas, checas… Nos pedían cervezas que conocían en ferias cerveceras, durante sus vacaciones, de micro-cerveceras que destacaban en el panorama craftbeer internacional. Y nosotras nos moríamos de la envidia porque aquí no llegaba nada.

En aquella época, las condiciones de los distribuidores de cerveza no estaban pensadas para los clientes como nosotros, que necesitábamos mucha variedad de cerveza y poca cantidad. Nos imponían la compra de cajas completas y a unos precios estratosféricos porque no había competencia. Eso suponía un montón de dinero parado en el almacén y que se caducara la mitad de la cerveza.

Entre eso y que la oferta cervecera era bastante limitada, decidimos empezar a importar nuestras propias marcas de cerveza para cubrir los huecos de un mercado muy verde. Además, decidimos adaptar nuestras condiciones de trabajo a las necesidades y circunstancias de los profesionales.

Esta es nuestra historia.